En este momento estás viendo Golf para principiantes
Guía para no perderte en el segundo deporte mas difícil del mundo

Golf para principiantes

El golf es un deporte que cultiva cuerpo y mente de una forma relajada y es válido para todas las edades, puesto que es un deporte de bajo impacto y además cuenta con el aliciente de ser una actividad muy social.

En el rendimiento deportivo del golf intervienen varios factores aparte del físico, como es el entrenamiento o la dedicación, la técnica, la estrategia y la psicología.

La estrategia en el golf no solo es importante a nivel profesional, sino también durante la iniciación debido a la dificultad que supone el aprendizaje de la técnica del swing y por la cantidad de información que se debe asimilar. Algunos trucos de estrategia para principiantes son:

  • Reservar tiempo para uno mismo. Es decir, desconectar el teléfono móvil para que nadie interrumpa. Evitar pensar en trabajo o problemas también es necesario para poder dedicar toda la atención al juego.
  • Llegar con tiempo suficiente para calentar, lanzar unas bolas para practicar el tiro y patear un rato en putting green, antes de empezar a jugar.
  • Continuar con la rutina indicada por el profesor para preparar el golpe incluso una vez terminadas las clases.
  • No pensar demasiado en la técnica del swing. El entrenamiento en el campo de juego es distinto al de prácticas, puesto que en el campo de juego lo más importante es concentrarse en hacer el swing con seguridad y mandar la bola a su objetivo.
  • Planificar los entrenamientos y mantener la constancia también es importante, mucho más de lo que se cree.
  • Valorar de manera objetiva el juego es el último factor clave de la estrategia. Dejar de presionarse y exigirse más de lo que se puede es fundamental para un aprendizaje correcto. Las cosas con prisa nunca salen bien.

Cuando alguien está pensando en iniciarse en el juego del golf, debe tener en cuenta una serie de consejos que a todos les viene bien.

En primer lugar, se necesita tener ganas para empezar. No se necesita comprar la mejor equipación ni la más completa, simplemente será suficiente con un guante especial para jugar al golf, para agarrar mejor el palo y evitar que salgan ampollas en la mano y unos zapatos especiales de golf. Sin embargo, cuando ya se han dejado atrás las clases y se juega de una forma digamos más profesional, el vestuario sí se vuelve importante, puesto que habrá campos con más o menos etiqueta, y será necesario vestir algo más específico.

Lo siguiente será inscribirse en un curso de iniciación, los cuales se pueden encontrar en cualquier campo de golf en el que jueguen profesionales, puesto que son ellos quien imparten este tipo de cursos. Es importante que el profesional enseñe bien el “swing”, ya que no por ser el mejor jugador será el mejor maestro. En este punto, la capacidad de observación es un factor básico, puesto que mirar el desempeño de otros jugadores será de gran ayuda para el aprendizaje. En lo que dure el curso, no se podrá jugar fuera de la cancha de prácticas, porque se entiende que se está practicando el swing y el putt hasta que el instructor decida que se puede presentar al examen de hándicap.

El hándicap es un sistema de juego con el que se indica el número de golpes de más (sobre el par del campo) que un jugador hace en un recorrido, es decir, es el número de golpes de ventaja que tiene un jugador sobre otro en el campo. Por ejemplo, un jugador con hándicap 28 es el que hace 100 golpes en un campo de 72 (72+28). Con este sistema, jugadores de distinto nivel pueden jugar y medir sus resultados de una forma más equitativa.

El instructor o profesional que esté enseñando a iniciarse en este deporte, llevará al campo de golf al jugador para jugar un par de hoyos y comprobar sus habilidades con el palo y su conocimiento de las reglas del juego, en especial las de cortesía en el campo, como ceder el paso a los que van más rápido, arreglar desperfectos ocasionados en el césped al golpear la bola…

Una vez superado el examen, se recibe una tarjeta de la Federación para identificar al jugador como federado y permitirle así jugar en los campos de golf. Los federados pagan una cuota anual en la que se incluye un seguro por si el federado daña algo o si lastima a alguien al jugar. 

Practicar y mejorar el hándicap será a partir de ese momento lo más importante. Es entonces cuando se necesita comprar los palos de golf para poder practicar. También se pueden alquilar en el campo, pero siempre es mejor los propios de cada uno, para hacerse con ellos.

En cuanto a las competiciones y campeonatos, una vez que se esté preparado se puede participar, hay certámenes durante todo el año a los que apuntarse y tras la participación en alguno de ellos, la federación modificará el hándicap del jugador conforme los resultados obtenidos. En caso de obtener un mal hándicap, el máximo es de 36.4, se puede repetir en poco tiempo.

CLAVES PARA EMPEZAR A JUGAR AL GOLF

PACIENCIA: La paciencia es la clave para cualquier ocasión y el golf en especial, requiere de muchísima paciencia. Cada día es nuevo, nunca se repiten los mismos factores, un día se puede estar más cansado, otro hacer un poco de viento y al otro llover a cántaros, por ello el golf forma parte de los deportes más complicados de practicar, pero con calma y paciencia, todo tiene su beneficio.

PAREJA: No necesariamente nos referimos a la pareja sentimental, que, por supuesto puede ser, pero en esta parte encajaría cualquier persona cercana, familiar o amigo. El golf requiere de complicidad, superación y, sobre todo, compañía.

CAMPO DE GOLF CERCANO: Un factor que ayudará a acudir asiduamente al campo será que este sea cercano.

NO TARDAR MUCHO EN COGER CLASES DE GOLF: Es importante cuando se está pensando en comenzar a jugar al golf, contratar una clase de media hora en lugar de un curso completo, porque conectar con el profesor es muy importante, y no todos encajan en los perfiles de los jugadores. Es importante también cuando se comienza un curso de golf entender que solo hay un profesor, y, por lo tanto, aprender solo de el para no complicarse.

TIEMPO: El golf es un deporte que requiere de muchísimo tiempo, tanto para practicar, como para perfeccionarlo y aprender a divertirse jugando.

EQUIPAMIENTO BÁSICO PARA JUGAR AL GOLF

En cuanto al material para jugar al golf, hay mucha variedad de artículos que algún día serán necesarios o simplemente se adquirirán por gusto, pero hay algunos productos que se hacen imprescindibles:

  • Palos de golf: Cada palo de golf se utiliza para un fin diferente, es decir, se diferencian por la distancia que pueden alcanzar y por el tipo de golpe para el que están diseñados; por eso, no es lo mismo un putt con el que se termina un hoyo, que un wedge para búnker.

El máximo de palos permitido por campeonato es de 14, pero para los principiantes, bastará con 6 o 7.

Entre los 14 palos de los que disponen los jugadores profesionales, diferenciamos 4 “maderas” y 10 “hierros”, cada uno de ellos con un fin diferente. Aunque reciben ese nombre, están fabricados de titanio o acero. Entre ellos diferenciamos:

  • Maderas: se utilizan para largas distancias porque alcanzan la máxima potencia, como puede ser el primer golpe. Por regla general, estos palos son los más difíciles de dominar.
  • Hierro: para media distancia y control total. Se utilizan en situaciones difíciles, como ocurre cuando la hierba está alta.
  • Wedges: este palo es ideal para distancias cortas, como ocurre cuando se está cerca del green o para sacar la bola de las trampas de arena (búnker).
  • Híbridos: son los más sencillos de utilizar por su maleabilidad y su ligereza. Estos palos sirven para mejorar la experiencia de los anteriores.
  • Putter: este palo dispone de una enorme variedad de modelos. Es el utilizado para los golpes estrella, cuando se empuja la bola hacia el green.
  • Bolas de golf: Aunque a simple vista no se aprecia, las bolas de golf son diferentes. Algunas son más duras, con núcleos diferentes, tipo de hendidura…
  • Tees: Son unas pequeñas plataformas que sirven para alzar la bola al principio del hoyo, antes de golpearla con el driver. 
  • Bolsa: Al igual que con el resto de material, también las bolsas tienen variedad, las hay con trípode, con carrito, de viaje o transportable. Lo más recomendable para comenzar es una bolsa básica que permita diferenciar los palos con facilidad y que a la vez disponga de varios bolsillos exteriores para guardar las bolas, los tees, los amuletos…
  • Marcadores: Sirven para marcar el lugar exacto de la bola cuando por algún motivo es necesario levantarla de su posición, por ejemplo, cuando otro jugador tiene que patear su bola. Se coloca el marcador justo detrás de la bola y después se retira la bola. Cuando se recupera el turno, se retoma la posición exacta de la bola delante del marcador.
  • Zapatos y guantes: Los zapatos de golf suelen contar con unos pequeños tacos en su suela para que la pisada en el campo sea más firme.

La importancia de los guantes es su comodidad, para que no salgan heridas en la mano provocadas por el agarre continuo del palo del golf.

  • Otros gadgets: Existen todo tipo de gadgets para golf, desde buscadores de pelotas hasta apps que miden su juego o bolas con control remoto que pueden volver a ti o desplazarse a donde se desee.

Cuando hablamos del “Ready golf” nos referimos a estar preparados para jugar el golpe. En muchos campos de golf se dan situaciones de juego lento que se pueden evitar siguiendo algunos consejos. 

En partidos de golf informales no es necesario seguir estrictamente las Reglas del Golf como la que indica que juega primero el jugador más alejado del hoyo, la que indica que sale primero el jugador que menos golpes haya realizado en el hoyo anterior… El “Ready Golf” dicho con otras palabras, es cuando los jugadores de un partido informal se ponen de acuerdo para agilizar el juego, y sus “nuevas reglas” consisten en:

  • Un jugador puede jugar al llegar a su bola, aunque no sea su turno, pero siempre y cuando no interfiera en la preparación o en el golpe de otro compañero.
  • En los tees de salida se puede proceder igual, cuando un jugador llega antes de tiempo puede colocar su bola y salir.
  • Al llegar al green, se deja la bolsa de palos en dirección al siguiente tee de salida, para que cuando el jugador termine de patear la recoja y avance hasta el siguiente. Y por supuesto, los palos siempre deben estar colocados para no perder el tiempo, tanto en partidos informales como en los formales.
  • Cuando un compañero pierde una bola, sea cual sea la modalidad de juego en la que se esté jugando, es un gesto de compañerismo ayudarle a encontrarla.
  • Por último, siempre se debe reponer las chuletas, arreglar los piques y rastrillar los bunkers, tal como indican las Normas de Etiqueta. Cuando una bola cae en el green desde cierta distancia, deja una hendidura en la hierba, llamada pique. Estos piques se reparan con los arregla piques, que son unas herramientas en forma de U, que se van clavando alrededor del pique y empujando la hierba hacia el centro de la hendidura. Una vez reparado, se procede a aplanar la zona con el putt.

En cuanto al bunker, después de jugar la bola desde un bunker, que son las zonas de arena del campo de golf, será necesario rastrillar la arena para que quede en buen estado para que puedan seguir jugando los demás jugadores. La forma de hacerlo será rastrillando la zona hacia uno mismo, borrando cualquier marca que puedan haber quedado en la arena, y caminando hacia atrás hasta salir del búnker.

Una vez terminado, se deja el rastrillo en el lugar en el que se encontraba y se continúa jugando.

Cuando todos los jugadores tienen su bola en el green, se saca la bandera del hoyo para embocar la bola, generalmente, la saca el jugador que esté en la posición más cercana al hoyo, sin embargo, también es posible patear en el green con la bandera puesta sin penalización en caso de que la bola entre en el hoyo y toque el asta de la bandera. Eso normalmente se decide al iniciar un partido.

También hay ocasiones, como cuando el jugador tienen que patear desde muy lejos y no ve el hoyo, otro jugador puede sujetar la bandera hasta el primero golpea la bola. Esto recibe el nombre de “atender la bandera”.

Cuando la bola está en el green es importante conocer con detalle cómo realizar la lectura de las caídas o desniveles del green para patear con eficacia.

Cuando nos acercamos al green vemos más o menos su inclinación. Si patean primero los compañeros, uno se debe fijar en la caída del putt, pero siempre sin molestar a los compañeros. También es aconsejable observar la caída de las bolas de estos. 

La técnica de la plomada es muy utilizada por todo tipo de jugadores para ver las caídas en el green. Esta técnica consiste en sujetar el putt por la parte superior de modo que quede vertical. Se coloca entre el jugador y la parte del green que se quiere ver, y así se podrá ver el desnivel del green. En el green se debe patear relativamente rápido, el proceso debe dura entre 30 y 45 segundos.

En resumen, pese a que el golf puede parecer sencillo, requiere del conocimiento de sus trucos y técnicas, conceptos básicos, reglas del juego, indumentaria adecuada… Asique vamos por el principio:

El golf consiste en introducir la bola en los hoyos a partir de cierta distancia y según la posición; utilizando distintos tipos de palos y con el menor número de golpes posibles. En un apartida, lo normal es hacer 18 hoyos consecutivos. Los hoyos se encuentran en los greens, tienen forma circular y están cubiertos por dentro de una funda metálica. Dentro de ellos se coloca el extremo inferior de la bandera.

El tee de salida es el lugar donde los golfistas empiezan a jugar en cada uno de los hoyos. Entre el tee de salida y el green se encuentra el “calle”, que es el espacio que los separa. Las calles cuentan con obstáculos para complicar un poco la trayectoria de la bola hacia el hoyo.




Deja un comentario