En este momento estás viendo El dolor lumbar en el golf

El dolor lumbar en el golf

Como conocer y prevenir los dolores lumbares con la practica del golf

El dolor lumbar es un problema musculoesquelético muy común. Lo padecen tanto personas sedentarias como deportistas, y es especialmente prevalente en jugadores de golf. De hecho, afecta a golfistas de todas las edades y niveles de habilidad. Los estudios epidemiológicos han demostrado que los problemas de espalda representan aproximadamente el 25% de todas las lesiones de golf. Muy por encima de la incidencia de lesiones en otras zonas como el codo o las muñecas. Los factores contribuyentes a ello son múltiples. Encontramos entre ellos los relacionados con una práctica excesiva, el mal acondicionamiento físico general del golfista, los deficientes métodos de calentamiento, y una mala técnica de swing que condiciona factores biomecánicos que acarrean un estrés excesivo en la columna vertebral.Además de la aplicación de fisioterapia adecuada con terapia manual y ejercicios, los profesionales que tratan a golfistas lesionados deben investigar en profundidad factores como la técnica del swing para determinar las estrategias de rehabilitación adecuadas. La corrección de las deficiencias biomecánicas en el swing de un jugador no depende exclusivamente del fisioterapeuta, sino que a menudo implica la estrecha colaboración con el entrenador de golf.

Entre los principales factores que contribuyen al dolor lumbar relacionado con la práctica del golf, destacamos:

  • El swing de golf crea una carga mecánica en torsión en la columna lumbar suficiente como para dañar potencialmente los discos intervertebrales.
  • Al ser una carga asimétrica, con una pronunciada flexión lateral en el momento del impacto, puede condicionar también cambios degenerativos asimétricos de las articulaciones facetarias lumbares y de los cuerpos vertebrales.
  • El dolor lumbar del golf suele estar más relacionado con la carga acumulada (es decir, la repetición) que con el trauma asociado con un solo swing.
  • Los golfistas que sufren de dolor lumbar típicamente cometen dos tipos de errores técnicos:
  •  Se “encorvan” más de lo necesario, lo que puede contribuir a un plano de swing más pronunciado y una mayor inclinación lateral en el downswing.
  • Giran demasiado la columna en la parte superior del backswing y en la posición final.
  • Los golfistas con dolor lumbar parecen tener patrones anormales de reclutamiento de los músculos del tronco (mala activación del multífido y el transverso del abdomen) y menos resistencia muscular, lo que puede disminuir la capacidad de la musculatura de soporte lumbar para proteger la columna.
  • Las restricciones de rotación de la cadera pueden conducir a compensaciones de balanceo que, a su vez, sobrecargan la columna lumbar causando dolor lumbar.

Atendiendo a estas circunstancias, las principales recomendaciones para una práctica segura del golf en lo que respecta a la protección de la zona lumbar, son:

  • No juegue ni practique en exceso. Jugar y practicar va a ayudar a mejorar su rendimiento, si es ese su objetivo. Pero debe adoptar un enfoque de sentido común en el que el escuche a su cuerpo y encuentre un equilibrio entre el volumen de práctica y la recuperación del dolor lumbar.
  • En el caso de que el dolor lumbar sea intenso o persistente, busque asistencia profesional. Entre un entrenador cualificado y un fisioterapeuta que conozca el golf, podrán evaluar la mecánica de su swing y determinar si es necesario disminuir la cantidad de flexión lateral de la columna durante el downswing y el impacto. Mejorar la postura de la dirección (es decir, no encorvarse) es una forma potencial de lograr esto.
  • Mejore la flexibilidad de rotación del tronco para ayudar a controlar la rotación excesiva relativa de la zona lumbar durante el swing. Permitir que el talón adelantado se levante ligeramente al finalizar el backswing puede evitar una torsión espinal excesiva al permitir más giro y desplazamiento pélvico.
  • La asimetría característica del swing puede crear una asimetría adaptativa en la fuerza de rotación del tronco entre los lados derecho e izquierdo en los golfistas que juegan y practican mucho. Por lo tanto, puede ser buena idea realizar swing de práctica tanto con la mano derecha como con la izquierda.
  • Mejore la fuerza y especialmente la resistencia de la musculatura de estabilidad espinal. Su fisioterapeuta puede establecer aquellas progresiones de ejercicio terapéutico que mejor se ajusten a su control motor, condición física y estado clínico.
  • Mantenga una buena movilidad de rotación de la cadera, especialmente en el lado adelantado. Los ejercicios de flexibilidad de cadera deben resultar indoloros, y perseguir una ganancia progresiva en los rangos de movimiento.
  • Caliente durante más de 10 minutos antes de jugar y practicar y no lleve palos en los hombros cuando juegue. Son preferibles los carritos de empuje o caddies.

La dirección de comunidad golf ha resaltado esta recomendación de calentar debido a que como buenos golfistas que somos, vemos como en la cancha de practicas la gente llega antes de un torneo, sacan un palo y hacen dos movimientos y ala, a pegarle a la bola.. eso no vale!. Como pueden apreciar nuestros lectores, el profesional recomienda al menos 10 minutos de calentamiento de las partes implicadas en el golf, oséa, de todo el cuerpo mayormente y con detenimiento.

  • Disfrute del golf, ajuste objetivos y expectativas, y no deje que arrastrar un dolor lumbar le prive de ello. 

Carlos López Cubas
OSTEON Alaquàs Centro de Fisioterapia
https://carloslopezcubas.com/

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Compañeros, calienten bien antes de salir al campo, los músculos deben de estar preparados para la practica del deporte. E importante también, estirar después de terminar igualmente

  2. Así es.
    La importancia del calentamiento en un deporte como el golf es fundamental. Aunque pueda parecer que su exigencia física no sea grande, realmente la exposición a gestos súbitos a intervalos (swing-andar) hacen del golf un deporte en el que la atención a un buen calentamiento resulte fundamental, para así evitar que los gestos resulten demasiado sorpresivos, y por tanto lesivos, al sistema músculo esquelético.
    Un saludo,
    Carlos

  3. Patricia

    He leído el articulo y he de comentar que tiene toda la razón sobre todo en el calentamiento, yo antes llegaba al campo y tiraba directamente al campo jugar. Algunas veces llegaba dolorida a casa despues de hacer 18 hoyos, pero desde hace meses caliento antes de comenzar y estiro al terminar y llego a casa nueva.

  4. Serginho Mourel

    Calentar esta sobre valorado hasta que te frisas algo despues calientas siempre por la cuenta que te trae

Deja un comentario