En este momento estás viendo Beneficios de jugar al golf

Beneficios de jugar al golf

  1. Beneficios De Jugar Al Golf
    1. 1.1.¿Por Qué Es Bueno El Golf?
    2. 1.2. ¿Cuáles Son Sus Beneficios Para La Salud?
    3. 1.3. ¿Cuál Es La Edad Recomendada Para Comenzar A Practicar El Golf?
    4. 1.4.¿Cuáles Son Sus Beneficios En Niños?
  1. 1.1. ¿POR QUÉ ES BUENO EL GOLF?

Una de las principales ventajas del golf es su baja exigencia física. Aparte de concentración y puntería tan solo es necesario voluntad de caminar y socializar.

Es por ello por lo que es un deporte tan recomendado para todas las edades e incluso para personas que necesitan recuperación de enfermedades neurodegenerativas (como el Alzheimer o el Párkinson), cardiovasculares y metabólicas. Además, se practica al aire libre, por lo que también es bueno para combatir el estrés.

En una jornada se recorren una media entre 7 y 10 km, ayudando así a mantener las condiciones físicas óptimas en jornadas de 4 a 5 horas sin perder la coordinación necesaria para realizar un buen juego.

Cada golpe que se realiza es un ejercicio para los músculos, tanto de las piernas como de los brazos, lo que ayuda a tonificar las extremidades y a mejorar la flexibilidad, al igual que ocurre en tórax y abdominales.

El golf es un deporte técnico, con un largo proceso de aprendizaje, que necesita la supervisión de un maestro para evitar así lesiones, como pueden producirse por un mal grip (forma de agarrar el palo) o en el swing (movimiento al ejecutar el golpe). Siendo así, es el deporte con el índice de lesiones más bajo.

Otro factor para destacar a la hora de motivarse a practicar este deporte es la sociabilización, puesto que la competición es mayor contra ti mismo por el afán de superación que contra los compañeros, por lo que se promueve el diálogo entre los participantes.

  1. 1.2. ¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS PARA LA SALUD?
  • En primer lugar, el golf es saludable porque te permite recorrer distancias considerables, en torno a 10km, con un ritmo ligero y sin apenas ser consciente de ello.
  • Se trata de un ejercicio aeróbico suave, ideal para los que no pueden realizar entrenamientos más exigentes.
  • Ayuda a evitar el sobrepeso, debido a que caminas a buen ritmo durante varias horas y sin apenas ser consciente de ello, porque tu atención está puesta en el juego.
  • No requiere de preparación previa, tanto de fuerza como de resistencia, pero mejora considerablemente la flexibilidad muscular y la resistencia aeróbica.
  • Te permite tonificar brazos, espalda, tórax y abdomen sin que sufran las articulaciones.
  • Te ayuda en la quema de calorías (una sesión de 5 horas equivale a un gasto de 1400 kilocalorías). En un recorrido a pie de 9 hoyos, el gasto ronda las 700 kilocalorías.
  • Mejora la capacidad de concentración. Dejando a un lado que cualquier deporte es bueno para mejorar la concentración, el golf se lleva bastante más mérito, puesto que te obliga a concentrarte en cada aspecto de tu propio movimiento, focalizando todos tus sentidos en una tarea y consiguiendo así mejorar el nivel de concentración.
  • Reduce también los niveles de estrés, porque al derivar toda tu atención a las técnicas del golf; como un buen golpeo, controlar el palo, calcular la intensidad y dirección del viento… te permite olvidar tus problemas diarios.
  • Es un deporte social, puede practicarse con amigos o conocer a otros jugadores, influyendo así en tu bienestar.
  • Se juega al aire libre y en contacto con la naturaleza, permitiendo disfrutar del entorno y relajarse.
  1. 1.3. ¿CUÁL ES LA EDAD RECOMENDADA PARA COMENZAR A PRACTICAR EL GOLF?

La edad para comenzar a practicar golf se ha reducido mucho en los últimos años. En sus comienzos, era considerado un deporte solo para adultos, pero con el paso de los años se ha convertido en un deporte para toda la familia. Ciertamente no hay edad para ello, pero algo que ayuda a conocer cuándo es mejor para nuestros hijos es saber cuáles son sus objetivos, es decir, si busca practicar el golf como afición o como inicio de una carrera deportiva.

En este último caso, es mejor comenzar desde muy pequeño, para tener así cierta ventaja tanto a la hora de golpear la bola como en su potencial a lo largo del tiempo.

Hoy en día existen gran cantidad de juegos de palos adaptados a cualquier edad para evitar así lesiones causadas por el peso de estos. Con 3 y 4 años, los niños pueden iniciarse en la práctica de este deporte, pero lo mejor será usar palos de plástico y tomarse los entrenamientos como un juego divertido al aire libre, para ir familiarizándose con el golf y no verlo como una obligación.

A los 5 o 6 años ya pueden practicar de forma más habitual, siempre con palos adecuados a su edad o a su condición física.

A pesar de todo esto, la edad más adecuada para iniciarlos en este deporte es, sin duda, cuando ellos muestren interés por practicarlo.

  1. 1.4. BENEFICIOS DE JUGAR AL GOLF PARA NIÑOS
  1. Combatir el sedentarismo y permitir el contacto con la naturaleza.
  2. Mejorar la concentración y el desarrollo de la mente.
  3. Relajar el cuerpo y la mente.
  4. Mejorar la flexibilidad y coordinación motora.
  5. Aumentar la autoestima al ver sus avances.
  6. Incentivar el afán de superación, motivándose a conseguir nuevas metas.
  7. Desarrollar la paciencia y aumentar la tolerancia ante la frustración.
  8. Potenciar la toma de decisiones, puesto que cada golpe es una decisión y no un fruto del azar.
  9. Ensalzar el compañerismo contribuyendo al crecimiento emocional.
  10. Aportar valores como el juego limpio (fair play) y la deportividad. El respeto de las normas en el golf es algo crucial.
  11. Potencia el juego en equipo independientemente de la edad.
  12. Es idóneo para estrechar lazos familiares.

Son algunas de las razones para practicar golf, pero no las únicas. Existen millones de razones para recomendar la practica de un deporte sano y equilibrado que se practica al aire libre y en contacto con la naturaleza. Si tuviéramos que enumerar todas las virtudes de practicar golf, seguramente necesitaríamos varios dias de escribir un simposio de virtudes, ahora la respuesta a todas es que existen un millón de razones para practicar golf y ninguna para no hacerlo.

Deja un comentario